Tomas Amante: “La canción nunca va a dejar de atraerme, es lo que siempre me va a conmover. “

Tomas Amante, es compositor, guitarrista y cantante. Hoy, también es nuestro artista musical destacado.
En sus canciones, mezcla una dulzura en la manera de cantar que evoca al gran Spinetta, y unas letras llenas de contenido, de presencia, que dicen exactamente lo que el músico busca transmitir.
Actualmente se encuentra trabajando en nuevas cosas, pero pueden escuchar sus discos aquí: https://tomasamante.bandcamp.com/

Nos sentamos a charlar con él, para conocerlo mas en profundidad, saber mas de su proceso creativo, que lo conmueve y su opinión sobre la música:

“Creo que es muy importante, actualmente, cuidar el mensaje. No da lo mismo decir cualquier cosa, hoy en día. Somos responsables de aquello que transmitimos con nuestra música. Le doy mucha importancia a la lírica, es ahí donde el filtro se pone más agudo, severo. Todo me parece infinito con la música, con el arte en general. Armar el universo de la obra de cada uno puede ir por todos lados. No solo se hace música cuando componemos, sino también cuando seguimos trabajando luego de que la canción está hecha, en videos, en las presentaciones; la música tiene muchas aristas, muchos lados con los cuales trabajar.”

Charlemos primero sobre tu carrera como músico: Estuviste en la banda Vento hasta aproximadamente 2011, y luego te lanzaste como solista: ¿Qué impulsó esa decisión?

Se dio naturalmente: Las canciones que iba componiendo pedían que no tuviese un formato banda, se bancaban solas en la guitarra y en la voz. Así nació el primer EP, el cual estaba compuesto por 5 temas propios, el cual fue producido junto a Pira (Superchería), disco que habló mucho del hogar, de lo que sucedía puesto adentro, y muy diferente a lo que sucede hoy, que las puertas están abiertas.

¿Sentís que actualmente te brindas más, musicalmente?

Si, completamente. Mejor dicho, dejé entrar a otros músicos, que actualmente me acompañan cuando toco.  Comencé a trabajar en conjunto, a disfrutarlo nuevamente, y eso se ve reflejado en el disco que hicimos con la banda con la que toco actualmente, y lo mejor de todo, es que nuestro trabajo a la hora de grabar, nuestra manera de tocar en conjunto, también logramos transmitirlo cuando estamos en vivo.

Has pasado por varias etapas, noto que tu evolución musical se basó en apertura y entrega…

Se fue dando naturalmente. Las canciones, iban pidiendo estos cambios que fui realizando, cada etapa tiene su requerimiento, así que la evolución se fue dando de manera orgánica, no fue algo extremadamente pensado, sino más bien sentido, y por sobre todo, disfrutado por mí en todos sus aspectos.
Lo más lindo de la banda actual, es que todos aportan algo, cada uno tiene algo que regalarle a la canción. Todos somos distintos, y aporta diferentes colores al disco que quedan excelentes.

¿Como ves tu crecimiento?

El disco anterior tuvo una búsqueda de incluir sonidos que hacía tiempo tenía en mi cabeza. En lo que me encuentro trabajando actualmente, vuelve al punto medio; son canciones más concretas, con letras que no tienen tanto filtro, que expresan exactamente lo que quiero decir, y me aventuro a nuevos estilos. Estoy volviendo al folk, mezclándolo con lo nuevo.

¿Cómo es tu proceso compositivo?

Primero escribo, es lo que me sale más naturalmente y hay un momento en donde mi fantasía, mi universo, me llevan a un lugar donde me dan ganas de ver que pueden aportarle los demás a la canción, como pueden nutrirla. Presento la idea (casi siempre ya más o menos sé que camino tome la canción) y estoy atento a las sugerencias, porque considero que es valioso escuchar a quienes trabajan conmigo, porque está bueno salir de mi universo, de mi zona de confort; creo que le hacen muy bien a la canción.

 

¿Cómo vivís, sentís, la devolución del público de tus canciones?

Me estuvo pasando que lo más lindo de los vivos últimamente fue que las canciones no las terminé cantando yo, sino que las terminaban cantando el público, y yo disfrutando de ese momento, en donde todos estábamos en la misma sintonía. Si bien compongo para mí, me gusta cuando las personas hacen suya una canción mía, me emociona, me hace muy feliz. Es una comunión que no tiene igual entre el público y yo.

Para vos, ¿Qué es lo importante dentro de la música?

Es difícil de responder, porque es algo con lo cual convivo desde siempre. Lo más importante de la vida, de mi vida, es la música, y dentro de la música, tener la posibilidad de hacer lo que yo quiero hacer, lo que tengo ganas, lo que me nace. Creo en el proyecto, que puede ser grande, pero no es algo que me pueda poner como filtro a la hora de componer, no compongo para alcanzar la masividad, sino para expresarme. Es una liberación.

¿Qué planes hay para este 2017?

Salir a tocar, mucho, por fuera de capital; hacer una gira por provincia… Me gustaría llegar a Chile. Con el formato de la guitarra y la voz, o tal vez con el formato trío (bajista y batería) con el cual ya estamos trabajando. Estoy en un momento en donde me quiero conectar con la obra más que con el vivo.
Sin embargo, tengo ganas de hacer un show grande en capital, antes de fin de año, así que veremos. Hay ganas de hacer.

¿Qué se siente ser inmortal? Porque tu música hoy en día es tu legado, es lo que te va a permitir sobrevivir el paso del tiempo, y te reserva un lugar atemporal…

Ojala tenga una obra tan vasta que permita eso. Lo que me deja tranquilo es que la música, mi obra me representa y será una misión cumplida si este legado siga siendo una foto real de mí a través del paso del tiempo.

Y por último: La esencia de Tomas Amante en pocas palabras

Perseverante, transparente. La música que hago, habla mi genética, de mi educación musical, la cual nunca voy a poder desdoblar. La música estará siempre conectada a mi vida, es mi vida entera.

Entrevista: Paula T.- (@PjTonic en Twiter e Insta)
Fotos por Griselda Seira

 

 

 

 

Dejá un comentario